SINOPSI VIDEO GALERIA LA PRENSA DICE EL PÚBLICO DICE

 

main-esp


Sinopsi

Buscador de grandes momentos y coleccionista de pequeñas cosas…Marcel Gros, el Payaso, construye un vehículo hecho de imaginación y con el emprende un viaje hacia un mundo minúsculo, diverso y divertido.

Jugando a imaginar árboles, animales y curiosos personajes…

Cada escenaes tratada como unpequeño cuento, los objetos son manipulados para darles vida…, cadadetalle adquiere la importancia que debe darse a las pequeñas cosas.

MiNuToSes un espectáculo hecho de…

risa e imaginación.


Video


Galeria


La prensa dice

Jonás Sainz  Logroño 1 de marzo 15 MINUTOS

AFORO LIBRE. Miguel Ángel Barba

Mi última crónica para Aforo Libre, en esta ocasión un fantástico payaso. Cuando lo pequeño es hermoso y la imaginación es un recurso natural saludable, como la… risa.
Como el propio Marcel dice: Si una cosa la imaginas, existe. Aunque solo sea en tu imaginación.
ENLACE:     http://www.aforolibre.com/teatro/teatro/marcel-gros-presenta-minutos-en-el-teatro-cervantes-1411

Cuando lo pequeño es hermoso y la imaginación es un recurso natural saludable, como la risa.

En las escaleras vitales y artísticas, Marcel ha subido ya muchos peldaños. Se nota en como controla el tempo del espectáculo. En como gana minutos a sus relojitos de atrezzo y a los reales implacables sobre los que él apura con su trabajo, en el que no hay lugar para el descanso: trasiega por el escenario, cuenta y narra o chispea al tiempo que cambia la escenografía, los mutis son suaves, casi inapreciables a veces, o ingeniosos, que mueven a la risa.

Él no interpreta, lo vivencia.

Marcel Gros es un payaso de los de antes, pero con una cuidada y apreciable pátina de ternura e imaginación. Es un payaso de los de ahora, pero con un regusto de buena bota curada. Combina sabiamente gags de los de siempre, golpes humorísticos de los que se sabe que mueven a la risa una y otra vez: el sombrero que se cae, el zapatón que lo quita cada vez que intenta recogerlo del suelo, los mamporros, las cosas que desaparecen estando en sus narices mismas. Pero no son meros añadidos como relleno, se convierten en parte de la propia trama, de modo que fluyen como de forma natural. Lo que dentro de la atmósfera mágica que por momentos logra crear, produce ese efecto de vaivén, de olas, ahora risa, ahora asombro, ahora risa, ahora ternura, ahora risa, ahora imaginación, después un ohhh colectivo. Eso sobre todo, imaginación, porque Marcel es un mago del ingenio, la creatividad, la fantasía, la fábula por las que trabaja todo el espectáculo. Y constantemente insiste ¿os imaginais que…? Imaginemos… Vamos a jugar a imaginar. Esa palabra tan sencilla de nombrar y que es tan difícil de practicar.

Y todo hábilmente prendido, como con puntadas imaginarias de una costurera inventada, se mezcla con su manipulación de objetos, certera  y precisa que, también como de forma consustancial va evolucionando en el escenario gracias a la sencillez y la buena gestión de la escenografía, el espacio y el tiempo. Todo es convertible y manipulable en multiples formas y modos, dotando al espectáculo de un aire de aparente sencillez que no es ni mucho menos real, es solo fruto de un trabajo bien hecho, bien proyectado.
Marcel Gros nos descubrre a todos la hermosura de lo pequeño, la importancia de aprovechar el tiempo y la necesidad de usar la imaginación.

Y ahí está él, cual jinete en su viaje utópico, pero uso utópico sin ánimo peyorativo, solo reivindicativo. Él, con su espectáculo y su actitud vital, reivindica su derecho a la utopía, surcando tierra, mar, aire, luna, subsuelo, profundidades abisales, florestas… con su vehículo, construído con cuatro cosas, su imaginación y la del público por supuesto, mientras nos narra sus vivencias y sus sueños, en pos de su Isla de Utopía o Jardín de Gilgamesh, que no una quimera. Y allí que todos los niños y niñas le acompañaron, y algunos mayores también, y le seguirían acompañando, porque no hay nada en el mundo que pueda tirar más de las personas que unos minutos de felicidad, esos tiempos de felicidad que, tras haber sido capáz de sustraérsela al tiempo, cual Flautista de Hamelin, Marcel va dejando a su paso como un rastro a perseguir .

Como el propio Marcel dice: Si una cosa la imaginas, existe. Aunque solo sea en tu imaginación.

—————————–

FETEN 2014 – Gijón
Jove Espectacle 

El portal de espectáculos para la infancia y la juventud
Josep M. Viaplana 24-2-2014

Marcel es un maestro, en Gijón era esperado con ansia, pues a conseguido, como en tantos otros lugares, un publico fiel y entregado. No es raro, su figura evolucionando por el escenario y proponiendo juegos y bromas, siempre sensibles o inteligentes, a menudo las dos cosas a la vez, nos transporta a lugares que ni imaginábamos. Empezando por atrapar el tiempo y guardarlo en una cajita, perseguir nuestros sueños o hablar con compañeros visibles o invisibles. Los niños y niñas estaban totalmente entregados al juego que les proponía, los adultos reíamos de las bromas y doble sentidos (siempre de altura) que nos dedicaba. El solo llenó el escenario y la platea y el anfiteatro del Jovellanos, y cuando se despedía pensamos ¿ya ha terminado? ¿ha pasado una hora?. ¿ Puede decirse algo mejor de un espectáculo?


El público dice

Sólo deciros gracias por haber podido disfrutar de unos MINUTOS con vosotros, Guiu, Gala, Juan y yo salimos encantados, sorprendidos y maravillados. Gracias por este espectáculo. Ibana

—————————-

Ayer domingo estuve con mi hija de 4 años viendo su obra Minutos. Quiero agradecerle el habernos hecho felices a mi hija y a mí durante una hora maravillosa, aunque estuviera aplaudiendo durante una hora entera no sería suficiente, además no le cabrían los aplausos en la caja.

Es usted un gran profesional, y muy ingenioso, ojalá hubiera más payasos como usted.

Esperamos volver a verle pronto por Vitoria-Gasteiz.

Muchas gracias.

Carlos y  Estefanía Alberdi

—————————-

Gracias Marcel

fui ayer con my hijo de 5 anos a verte en Malaga. Enhorabuena por el espectaculo. Pasamos un rato de risa y alegria Saludos Cristiano

________________

Juana Daluz

BRAVOOO, peaso de bestia parda!!! Besabrazos, caricias y achuchones.

————————-

Leire De Miguel

Gracias Marcel , por hacernos pasar un rato tan bonito y divertido. Te vimos ayer en Vitoria y nos encantó. La siguiente repetimos!!!

————————–

Manuel Fueyo Fernandez
Estupendo viaje el de ayer en Gijón. Enhorabuena.
—————————
Laura de la Fuente
Ayer en el Teatro Jovellanos un gran payaso Marcel Gros, gran lección de payasadas e imaginación. Jan el que más dsifrutó.
—————————
Carmen Blasco
Querido Marcel, precioso lo tuyo de ayer en el Jovellanos. Eres genial. Nos hablamos pronto. Un abrazo
—————————
Laura de la Fuente
Gracias! !! Y felicidades por la leccion de ayer en el Teatro Jovellanos
—————————
CARTA DE UN ESPECTADOR
Si hablamos del espectáculo de Marcel Gros, estamos hablando de Teatro, y de Teatro en mayúsculas. Ciertamente alguien, en ver al protagonista del monólogo con una nariz roja y grandes zapatones, podría pensar que solo es una sesión de payasos, pero se equivocaría. Es una obra de Teatro en la cual el protagonista en lugar de llamarse Cyrano, se llama Payaso?
El excelente trabajo de Marcel Gros en el espectáculo hace posible lo que solo se encuentra en el buen Teatro: que se detenga el tiempo por un instante y el espectador respire la magia.
He de advertir, que Marcel Gros, engaña al público. Los pequeños, creyendo que verán una sucesión de gags, se encuentran con una obra de Teatro, bien estructurada, que les motiva desde el primer momento. Los mayores, creyendo que solo iban a acompañar a los pequeños, encuentran que el espectáculo también va dirigido a ellos y acaban emocionándose.
En definitiva, todo un engaño que afortunadamente nunca podremos perdonar a Marcel Gros y su espectáculo.
Firmado: Lluís de las Heras (musicólogo)
—————————
A propósito del espectáculo MiNuToS de Marcel Gros.
A lo largo del espectáculo, en diversas escenas, podemos encontrar reflexiones que hacen referencia a aspectos de la vida que convendría tener presentes y no siempre es así.
La importancia del tiempo, el aquí y ahora, nos pasamos el día pensando en el pasado o en el futuro, pero la vida pasa ahora, aquí es donde podemos transformar las cosas, por eso es importante poner la atención en el ahora.
Muchas veces tenemos las ideas muy prefijadas, un guante es un guante, pero puede convertirse en un tiburón. Hay que potenciar la imaginación y aumentar la percepción, no quedarnos solo con la primera impresión. Acabar con las ideas preconcebidas, para tener la posibilidad de cambiar y transformar las cosas, rompiendo nuestras barreras.
A menudo no sabemos lo que buscamos y nos movemos erráticamente de acá para allá, si paramos un momento y paramos atención, es posible que atrapemos lo que realmente queremos.
Al construir el vehículo imaginario, le coloca un motor que funciona a base de aplausos, el afecto y el refuerzo positivo es una manera de motivarnos para avanzar.
En el bosque, de noche, tiene miedo: lo que parecen monstruos no lo son. Vale la pena esperar, el miedo nos hace ver e interpretar lo que no es.
Las notas musicales, parecen iguales pero son diferentes, se necesitan unas a las otras para hacer una melodía. Como nosotros, también nos necesitamos para que la humanidad funcione. (cada cual con su nota).
Estos son algunos aspectos, entre otros, que comunica este espectáculo, con un lenguaje comprensible y atractivo que llega incluso a los más pequeños.
Núria Orcero (psicóloga)
—————————

Traductor: